miércoles, 25 de abril de 2012

Gobierno Abierto y participación en la Información Pública y la Gestión de Riesgo


En la dinámica de garantizar un mejor futuro para las siguientes generaciones, inmediatamente se debe pensar en lograr un mejor presente. Los retos que enfrentantamos actualmente exigen la participación de los pobladores, organizaciones sociales e industriales, empresarios, instituciones académicas y el sector público, como asi también las administraciones municipales, para profundizar en el conocimiento de la problemática ambiental global.

El Gobierno y por ende su herrameinta de trabajo, el Estado, no puede quedarse atrás frente a estas transformaciones, anclado a una arquitectura organizacional del siglo pasado. Un Estado que parece crecer en forma inorgánica, creando organismos públicos en función de problemáticas emergentes o de la identificación de nuevos actores que demandan su accionar. Un Estado que continúa estructurado verticalmente por sectores con deficientes mecanismos de coordinación para asegurar una adecuada producción y entrega de servicios a la ciudadanía. Un Estado que mantiene aún mucho por hacer en materia de descentralización. Finalmente, la institucionalidad pública está lejos de contar con los mecanismos más adecuados para estimular la competitividad que el país por otra parte trata de impulsar.

No cabe duda que es necesario avanzar en mejorar la institucionalidad, consolidar la descentralización y perfeccionar la gestión de las personas en el Estado. Este cambio es, por sobre todo, un cambio de paradigma centrado en los ciudadanos. Ha llegado el momento de colocar las necesidades de los usuarios en el centro de la tarea modernizadora para construir un Estado cercano, abierto y eficiente.

Las tecnologías de la web 2.0, las redes sociales y los dispositivos móviles (entre otros) permiten una interacción y colaboración cada vez mayor y más rápida, fortaleciendo las oportunidades de ciudadanos cada vez más exigentes en el ejercicio de sus derechos de participar y acceder a información y servicios de calidad.

El impulso de iniciativas del gobierno hoy, se caracteriza por un enfoque de servicios centrado en los ciudadanos, el desarrollo de iniciativas de gobierno abierto que profundicen la participación y la transparencia, y el fortalecimiento de la gestión de los recursos tecnológicos para incrementar la eficiencia en la entrega de servicios y en los procesos internos del Estado.

Las amenazas, vulnerabilidades y la ocurrencia de desastres están indisolublemente ligadas al territorio y a los procesos de desarrollo. Los desastres ponen en peligro el desarrollo, y a su vez, las decisiones en materia de desarrollo pueden generar nuevos riesgos de desastre, razón por la cual, la mitigación de las causas de los desastres es una herramienta básica para la prevención de los mismos.

Recordemos que al hablar de territorio no nos referimos exclusivamente al espacio físico en donde tiene lugar nuestra existencia, sino al resultado de las múltiples interacciones tangibles e intangibles, materiales y simbólicas, de tipo natural y socio-cultural, que se llevan adelante en ese espacio físico, y de las cuales nosotros, los seres humanos, componentes de una sociedad, somos protagonistas, si, fundamentalmente logramos entender el entorno inmediato y poder dar a conocer nuestras opinones, e intercambiar información sobre el tema generará alternativas de solución, o por lo menos motivará a ello.

Facilitar la elaboración y transferencia de instrumentos para la promoción de una adecuada cultura ambiental y de gestión
integral del riesgo, generando conocimiento y responsabilidad para tomar decisiones, que de actuar de forma eficiente en caso de presentarse una situación de riesgo, aliviará la tensión social.

La información sobre los cambios climáticos globales, la pérdida de la biodiversidad, la contaminación de los recursos agua, suelo y aire, además de las metas e indicadores ambientales, permite sensibilizar frente a la problemática a nivel mundial, nacional y regional, sobre temas que han sido estudiados en grandes cumbres mundiales, conferencias internacionales y eventos que han permitido lograr mayor claridad sobre el deterioro de la tierra y sobre las medidas indispensables a nivel mundial para salvarla de su constante y rápido deterioro, exponiendonos a todos a Riesgos impensados hace una decada.

Precisamente la práctica centrada en el ciudadano constituye el principio orientador de los países líderes en gobierno electrónico según organismos internacionales como las Naciones Unidas. Para dar cumplimiento a esta promesa es central contar con servicios de gobierno electrónico integrados y eficientes: lo que se necesita no es más ni menos, un mejor gobierno electrónico. Servicios disponibles en forma centralizada, integrados a través del gobierno, usables, accesibles y confiables, focalizados en la generación de impactos positivos y medibles, que promuevan la participación
incorporando la retroalimentación de los usuarios, y que se comuniquen a los usuarios de manera consistente y lógica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada